Sifer S.A - Asesoría y Soluciones en manejo de Fluidos desde 1977
  • ...
  • +57 1 201 0155
    ventas@sifer.com.co

  • ...
  • Calle 13 # 25 - 44
    Bogotá - Cundinamarca

  • ...
  • +57 315 841 7912
    Escribanos a WhatsApp

  • En EE.UU. producen el material procedente del bagazo de la fruta.

    Las matas de plátano y banano, que en gran volumen se desperdician después de cada cosecha, cuando apenas se aprovecha el racimo de la fruta, proveen ahora una materia prima útil para la fabricación de empaques y papel.

    La nueva opción para su aprovechamiento es producto del trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de New South Wales, en Sídney, Australia.

    Después de extraer toda el agua que contiene el tallo, el material sólido restante – que solo representa el 10 por ciento del cuerpo de la planta-, es molido y se procesa hasta lograr el material, cuya textura es similar al papel de hornear.

    El mismo es especialmente adecuado para el empaque de alimentos, pues no representa riesgo alguno de toxicidad, según explicó la profesora Jayashree Arcot, en la Escuela de Química.

    El material, dijo, no solo es biodegradable, sino que puede ser reciclado hasta tres veces sin que pierda sus propiedades.

    En la investigación participaron asimismo la profesora Martina Stenzel y el estudiante de doctorado Kehao Huang, vinculados a los campos de la ingeniería macro-celular y materiales.

    Se trata de grandes cantidades de desechos que se generan periódicamente en las distintas y extensas plantaciones de banano y plátano, en un buen numeros de países, que no solo constituyen una oportunidad de negocio para los agricultores, sino también – y de manera especial- para la industria mundial de empaques, que puede disponer de un material ambientalmente sostenible, señalaron.

    También podría utilizase en aplicaciones médicas para la cicatrización de heridas y empaque de productos farmacéuticos.

    OTRAS ALTERNATIVAS

    Con igual propósito, los investigadores han probado otros materiales tales como los desechos de algodón y la cascara de arroz.

    En general, como se sabe, todas las plantas contienen celulosa, pero algunas ofrecen un mayor potencial para obtener la nano-celulosa, como la utilizada para el tipo de material que se ha desarrollado, explico Stenzel.

    El banano ofrece en ese sentido una gran alternativa, señalo la investigadora, especialmente por tratarse de una planta anual, de la cual solo se utiliza un 12 por ciento, que corresponde a la fruta; algunos de sus desechos solo se utilizan en la industria de textiles y también para el compostaje o como para abono agrícola.

    La investigación de este nuevo producto fue desarrollada en base a las variedades cultivadas en el Jardín Botánico de Sídney.

    La producción mundial de banano y plátano se estima anualmente en alrededor de 145 millones de toneladas, de las cuales la fruta exportada se calcula en cerca de 20 millones de toneladas, según cifras de la FAO.

    Del volumen global exportado, América Latina y el Caribe participan con casi 15 millones de toneladas. La producción australiana se estima en una cifra cercana a las 300 mil toneladas anuales.

    .
    Tomado de www.portafolio.co

    .





    whatsapp